Menú
Mascota y salud

Artrosis en perros

artrosis en perros

La artrosis en perros no difiere mucho de la que podemos sufrir los humanos. Se trata de un proceso degenerativo que afecta a las articulaciones, que surge en el cuerpo por el propio desgaste de los cartílagos. Este desgaste progresivo de las articulaciones causa un dolor crónico que no desaparecerá del todo. Como en las personas, el envejecimiento suele ser el motivo principal por el cual este trastorno aparece en el cuerpo de los peludos. Abordaremos todo sobre la artrosis en perros a lo largo de este artículo de la sección Mascota y Salud.

¿Qué es la artrosis en perros?

La artrosis en perros es una enfermedad degenerativa crónica que afecta a los huesos y a las articulaciones. Causa dolor y una reducción de la flexibilidad de las articulaciones. Puede afectar a cualquier articulación del can, aunque suele ser común que suceda en las articulaciones de la rodilla, carpo (muñeca), codo, cadera y columna vertebral. Es una enfermedad que no tiene cura, sino tratamiento paliativo para aliviar dicho dolor y reducir la inflamación de los tejidos afectados. Puede afectar a cualquier perro, independientemente de la raza y la edad. Sin embargo, es más común en perros de razas grandes y perros adultos o mayores.

¿A qué se debe la artrosis en perros?

Las superficies óseas de las articulaciones de los perros están recubiertas por un tejido elástico denominado cartílago articular. La función del cartílago articular es lubricar y facilitar el deslizamiento de las articulaciones para disminuir la fricción provocada por el movimiento continuo. Esto le da elasticidad y resistencia a la articulación. La artrosis en perros aparece debido a la pérdida de cartílago articular. Este se vuelve más fino y áspero, disminuyendo su capacidad de amortiguación, lo que hace que la cápsula articular acabe mitigando los choques. El hueso situado debajo del cartílago tratará de expandirse y comenzará a producir proliferaciones óseas que sobresaldrán más allá del espacio articular, lo que dañará y degradará más material cartilaginoso.

¿Dónde aparece la artrosis en perros?

Puede aparecer en una o más articulaciones, tanto en la columna vertebral como en las extremidades. Lo más habitual es que suceda en las articulaciones sobrecargadas, como son las rodillas, codos, hombres, caderas… Una de las zonas más propensas a sufrir esta enfermedad es la cadera. La artrosis de cadera es muy común en canes y en muchos casos viene provocada por una displasia de cadera desarrollada en el crecimiento del animal. Es decir, hay motivos que pueden desencadenar esta enfermedad.

Motivos que desencadenan la artrosis en perros

Como hemos comentado, la artrosis en perros es degenerativa, se produce por el propio desgaste de los cartílagos. Es por ello que el envejecimiento suele ser el motivo principal por el cual aparece la artrosis. No obstante, también puede aparecer como consecuencia de factores desencadenantes como traumatismos, lesiones articulares, malformaciones de la articulación, displasia de codo o cadera… En el caso de mi perro, Sun, fue a raíz de la necrosis de la cabeza del fémur. Aquí te indico todo sobre la enfermedad de legg calve perthes en perros. Este tipo de artrosis secundaria puede aparecer a cualquier edad y en una única articulación.

Síntomas de la artrosis en perros

La artrosis en perros se ve con frecuencia en animales de avanzada edad, pudiendo observar que tienen rigidez en los movimientos, deja de subir escaleras, de saltar al sofá, muestran dolor al tocarlos… Digamos que, debido al dolor en las articulaciones ocasionado por la artrosis, los perros intentan evitar hacer esfuerzos. No obstante, a menudo estos indicios no son tan evidentes, provocando que se reduzca la masa muscular de las extremidades afectadas y que se carguen otras. También hay que apuntar que, en las épocas más frías del año, los síntomas se agravan. A continuación, te decimos qué comportamientos o conductas son las más repetidas en perros con artrosis.

  • Andares rígidos. La limitación de movimientos es clave para detectar esta enfermedad.
  • Cojera de distinta gravedad. También podemos contemplar una cojera destacable en aquellos casos de artrosis en las extremidades.
  • Aparente pereza al subir y bajar escaleras. El dolor que tienen los perros con artrosis les impide que tengan ganas de moverse.
  • Levantamientos costosos. El can parece muy cómodo cuando permanece tumbado, no obstante, lo malo llega cuando este quiere incorporarse. Levantarse del suelo también supone un sobreesfuerzo que las articulaciones con artrosis se encargan de recordarle con más dolor y molestias.
  • Sin ganas de salir a la calle. Las molestias y los dolores que ocasiona esta enfermedad son motivos más que suficientes para que tu mascota se muestre sin ganas de salir a la calle.
  • Reacio a las caricias. Evitará los contactos físicos, porque le producirá dolor al acariciar al perro en las zonas sensibles.

Si bien no se puede detener el avance de la enfermedad, sí se puede aliviar el dolor de los perros con artrosis. Conozcamos cómo se diagnostica y qué tratamiento sirven para mejorar la calidad de vida de estos.

Diagnóstico

Lo primero que debemos hacer ante sospecha de que nuestro can tenga artrosis es acudir de forma urgente al veterinario. Será este especialista quien realice las pruebas pertinentes, tras proporcionarle nuestra información. Posiblemente haga un examen físico y diversas modalidades de obtención de imágenes (radiografías, resonancias magnéticas…) podrá evaluar la articulación dañada. Una vez se haya diagnosticado dicho trastorno, el profesional se encargará de establece un tratamiento específico. Recuerda que, al tratarse de un proceso degenerativo y crónico, lo mejor es atajarlo cuanto antes mejor.

Tratamiento para perros con artrosis

Al tratarse de una patología que surge como consecuencia del envejecimiento del animal, no tiene cura. El tratamiento solo calmará los síntomas para que tenga una vida normal y de calidad. Es esencial empezar el tratamiento en una fase temprana. Para favorecer la salud del perro y prevenir el avance de la enfermedad, se pueden tomar las siguientes medidas:

  • Ejercicio moderado. Los perros con artrosis es fundamental que hagan ejercicio moderado, una vez que se haya atajado el dolor. La natación puede ser ideal, pero el problema es que muchos perros no disfrutan de esta. Por otra parte, en los paseos no se puede exigir al animal, hay que dejar descansar lo que necesita.
  • Evitar el sobrepeso. Un exceso de kilos puede sobrecargar las articulaciones, acelerando el desgaste. De modo que si tiene sobrepeso, será necesario contribuir para no acelerar el desgaste de las articulaciones.
  • Fisioterapia. También puede ayudar los masajes y entrenamientos para disminuir el agarrotamiento y aumentar la musculatura.
  • Medicamentos para artrosis en perros que controlan el dolor. Consulta con tu veterinario sustancias para tratar el dolor y la inflamación.
  • Cirugía. Hay artrosis en perros, como la displasia de cadera, que responden muy bien a la cirugía, incluso se pueden colocar prótesis de cadera en los perros.
  • Comida y complementos alimenticios con condroitina, glucosamina y aceites omega-3 para reforzar las articulaciones.
  • Protectores articulares: existe una gran variedad de elementos ortopédicos para proteger y estabilizar las articulaciones.
  • Lugar de descanso óptimo. Procura apostar por camas y colchones que aporten comodidad y adaptabilidad a perros con artrosis.
  • Tratamientos alternativos. Cada vez es más habitual utilizar la acupuntura para perros para paliar este tipo de dolores. ¡Son muy útiles!

¿La artrosis en perros tiene cura?

No, la artrosis es una enfermedad degenerativa y progresiva. Lo único que podemos hacer es tratarla lo antes posible para que no avance. Es decir, es incurable, pero no intratable. Aunque el problema no se pueda solucionar, el tratamiento veterinario minimiza el dolor que va a sentir el perro con artrosis. Recuerda que la artrosis en perros no es una enfermedad mortal, por lo que no va a afectar a la esperanza de vida del animal. De este modo, la esperanza de vida de un perro con artrosis puede ser la misma que si el animal no padeciese la enfermedad.

Cómo prevenir la artrosis en perros

Las personas pueden ayudar a prevenir la artrosis de sus canes ya desde la etapa de cachorros. Para que las articulaciones se desarrollen bien durante la etapa de crecimiento, se deben evitar los sobresfuerzos como subir escaleras, saltar para entrar o salir del coche o dar paseos muy largos. Es preferible que las salidas con tu cachorro o perro senior sean cortas, pero más frecuentes. Aunque hayas podido leer mil veces que hay que tener cuidado cuando son pequeños nuestros perros, es cierto que cualquier caída puede pasar factura en un futuro.

Resumen del artículo Artrosis en perros

Una enfermedad degenerativa crónica que afecta a los huesos y a las articulaciones. Causa dolor y una reducción de la flexibilidad de las articulaciones.

Lo más habitual es que suceda en las articulaciones sobrecargadas, como son las rodillas, codos, hombres, caderas…

El envejecimiento suele ser el motivo principal por el cual aparece la artrosis. No obstante, también puede aparecer como consecuencia de factores desencadenantes como traumatismos, lesiones articulares, malformaciones de la articulación, displasia de codo o cadera…

  • Andares rígidos o cojera.
  • Aparente pereza al subir y bajar escaleras. El dolor que tienen los perros con artrosis les impide que tengan ganas de moverse.
  • Levantamientos costosos. 
  • No tiene ganas de ir a la calle.
  • Reacio a las caricias. 

    • Ejercicio moderado.
    • En la medida de lo posible evitar el sobrepeso.
    • Fisioterapia.
    • Medicamentos para artrosis.
    • Cirugía.
    • Comida y complementos alimenticios.
    • Protectores articulares.
    • Lugar de descanso óptimo.
    • Tratamientos alternativos.
      favi logo

      0 comentarios

        Comentar