Cómo corregir a un perro

como corregir a un perro
Uno de los errores es regañarle cuando no corresponde.
Total
0
Shares

Lo más importante a la hora de educar a un perro, ya sea cachorro o adulto, es el sentido común de quien lo educa. Y es que de nada sirve dedicar mil horas al adiestramiento, si no lo hacemos de la forma correcta. Uno de los errores a la hora de corregir a un perro es regañarle cuando no corresponde. Entonces, ¿cómo corregir a un perro? ¿cuándo debemos hacerlo? Un perro es uno más de la familia y como todos necesita conocer los límites y aprender qué puede hacer y qué no, pero ¿cómo enseñar a un perro? Sigue leyendo para conocer cómo corregir a un perro.

¿Cuándo debemos corregir a un perro?

Si lo que queremos es regañar a nuestra mascota por algo que hizo mal, debemos hacerlo justo en el momento en el que lo está haciendo, ni antes ni después. Es decir, de nada sirve llegar a casa, ver algo que ha roto y reprenderle. Los perros no son adivinos y no tienen la capacidad de relacionar lo que han hecho en un pasado reciente con el presente. Por eso, si queremos corregir a nuestro perro o darle un toque te atención, debemos hacerlo justo en el momento en el que está rompiendo algo o se está comportando mal.

Corregir a un perro

Uno de los pasos más importantes a la hora de comenzar con la educación de nuestro perro, es precisamente poder transmitirle de forma correcta nuestras intenciones. Indicarle cuándo lo está haciendo bien y por supuesto, saber cómo corregir a un perro cuando lo esté haciendo mal. Todos los miembros del hogar deben ponerse de acuerdo en el lenguaje que van a usar con el perro y usar todos el mismo, es decir; usar un lenguaje común. Cada orden lleva asociada una palabra y solo una. Los perros no entienden de sinónimos.

Crea unas normas en casa

Es importante que en casa marquemos unas normas y decidamos lo que nuestro perro puede hacer y lo que no. Ten en cuenta que los perros no nacen sabiendo lo que está bien y lo que esta mal, somos nosotros los que debemos enseñárselo. Lo que para ti es un comportamiento inadecuado para tu perro puede ser algo completamente normal. Por ejemplo, para ti que tu perro muerda los muebles es un mal comportamiento, pero para tu perro es un comportamiento natural y como nadie le ha enseñado que los muebles no se pueden morder asumirá que es algo completamente normal. En este caso, un etólogo canino puede ser de gran ayuda. Conoce qué es la etología canina.

Cómo corregir a un perro con un “toque”

Centrándonos en la forma de cómo indicarle a un perro que lo está haciendo mal, hay que tener presente que bajo ningún concepto hay que pegarle a nuestro perro. La agresión no es una técnica ni de adiestramiento ni educación. A la hora de corregir a un perro podemos utilizar dos opciones, siempre acompañadas por un sonido de corrección. Una de las estrategias más utilizadas por los expertos en adiestramiento canino es la denominada como “toque”. Consiste en centrar la acción punitiva en señalarle al perro que está actuando de manera incorrecta por medio del mencionado toque o contacto físico. A la vez que hacemos un sonido abrupto y corto en cada ocasión que el perro se esté portando incorrectamente. Como ves, es algo muy sencillo y respetuoso. No se daña al perro, bajo ningún concepto. Obviamente estas técnicas mencionadas funcionan bien en perros adultos. En cachorros o perros jóvenes debemos tener mucha más paciencia.

Por último, recuerda que el ejercicio físico y mental es fundamental para los perros. Muchos de los problemas de comportamiento en los perros tienen origen en una falta de estimulación física y mental. La combinación de energía y aburrimiento es un cóctel explosivo que a menudo origina algunos de los comportamientos más conflictivos en los perros, como cuando se les deja solos y destrozan los muebles u otros objetos de la casa. El objetivo de estimular la mente de nuestro perro es por un lado combatir el aburrimiento y por otro desarrollar las capacidades intelectuales.

Refuerzo positivo

El refuerzo positivo es una excelente herramienta para premiar las conductas del perro que sí nos gustan. Utilizar el refuerzo positivo es bueno para fortalecer vuestra relación y además le hace comprender más rápidamente qué esperas de él.

Resumen del artículo Cómo corregir a un perro

Si lo que queremos es regañar a nuestra mascota por algo que hizo mal, debemos hacerlo justo en el momento en el que lo está haciendo, ni antes ni después. Es importante que en casa marquemos unas normas y decidamos lo que nuestro perro puede hacer y lo que no. Ten en cuenta que los perros no nacen sabiendo lo que está bien y lo que esta mal, somos nosotros los que debemos enseñárselo.

favi logo
Total
0
Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...