Coprofagia en perros

coprofagia en perros
Coprofagia, un problema de conducta en caninos
Total
0
Shares

¿Has observado que tu perro se come su propia caca y no entiendes el motivo? A este acto, el consumo de excrementos (de otros animales o los suyos propios) por parte de un perro se denomina coprofagia en perros. Un tipo de comportamiento que pueden llegar a tener nuestras mascotas, que bien puede indicar un problema orgánico en el perro, o bien un problema conductual. Y es que, la única forma de coprofagia que puede considerarse normal es la que realizan las madres lactantes sobre sus cachorros. Además, puede tener efectos perjudiciales para la salud del animal, como por ejemplo obstrucciones o transmisión de enfermedades parasitarias. En esta entrada del blog de perros vamos a conocer todo sobre la coprofagia en perros para que puedas saber qué es lo que le pasa a tu mejor amigo perruno.

Coprofagia

La coprofagia es el comportamiento por el cual los animales ingieren excrementos. Es una conducta habitual en muchas especies y cumple diferentes funciones. En el caso de los perros también es una conducta habitual de las madres cuando paren, considerándose normal únicamente cuando se asocia a la conducta maternal en las primeras semanas de vida de los cachorros. Conocida como coprofagia materna, es un comportamiento heredado de los lobos, en el que la perra que ha sido madre se come las heces y la orina de sus cachorros para fomentar la higiene, evitando parásitos e infecciones.

Coprofagia canina

La coprofagia canina puede representar un serio problema de salud canina; las deposiciones consumidas pueden estar contaminadas con bacterias, hongos o parásitos. El animal puede enfrentarse a infecciones intestinales u otro tipo de patologías de mayor o menor gravedad.

¿Por qué aparece la coprofagia?

Si un perro ingiere heces fuera del periodo de cría, puede ser un indicativo de que algo malo está pasado. Ante la primera señal de alarma, hay que descartar problemas médicos que hagan que esta conducta se esté realizando. Por ello, es importante, nada más detectar este comportamiento hacer un chequeo veterinario. En caso de ser simplemente una conducta coprófaga comportamental, será necesario acudir a un especialista, como puede ser un etólogo. Este profesional se encarga de la etología canina.

Coprofagia perros

La coprofagia canina es el nombre científico de este comportamiento y está definida como la ingestión voluntaria de heces por parte del perro, debido, generalmente, a alteraciones conductuales o trastornos en el comportamiento del animal, aunque en ciertos casos puede considerarse como una conducta normal de nuestra mascota. Existen diferentes tipos de coprofagia en perros. Técnicamente se pueden diferenciar tres tipos:

  • Autocoprofagia: el animal se come sus propias heces.
  • Coprofagia intraespecífica: se come las heces de otros individuos dentro de su misma especie.
  • Coprofagia interespecífica: ingiere excrementos de otras especies.

Por qué los perros se comen su caca

No hay estudios científicos que determinen el origen de la coprofagia en perros, pero algunas causas suelen ser frecuentes. Ya sea por alteraciones en la salud, problemas de comportamiento o complicaciones alimenticias, muchos perros tienden a ingerir sus propias heces o las de otros animales. Repasamos en este apartado las más comunes:

Perro come caca

  • Nutricionales. La falta de nutrientes y micronutrientes esenciales, vitaminas y/o minerales.
  • Médicas. Trastornos digestivos de asimilación, como pueden ser una insuficiencia pancreática, síndrome de mala absorción intestinal, parasitismo intestinal, diabetes, hipertiroidismo, etc.
  • Comportamentales. Estrés, aburrimiento, aislamiento y soledad, síndrome de privación de la libertad, etc. En todos estos casos, el perro puede encontrar un estímulo o una diversión en la ingestión de heces. Igualmente, algunos de los casos de coprofagia canina pueden deberse a causas conductuales. Por ejemplo, en ciertas ocasiones, los perros comen sus propias heces o las de otros animales como una manera de explorar y descubrir su entorno. Ampliamos las causas de este último tipo. Asimismo te invitamos a que ojees los artículos de la sección Cómo educar a mi perro.

Coprofagia en perros por problemas de comportamiento

  • Por aburrimiento. Algunas de las mascotas que pasan mucho tiempo solas suelen decantar este tipo de comportamiento si no se les dedica la suficiente atención.
  • Por llamar la atención del humano. Si no les ofrecemos juegos y atención, intentarán hacerse notar aunque sea para recibir un reprimenda.
  • Por ataque de ansiedad o estrés. Suele suceder en animales que padecen mucho estrés, ya sea porque han sufrido y todavía tienen miedo, o simplemente porque son muy nerviosos.
  • Por pura curiosidad.
  • Por instinto. Muchos animales tienden a mantener una zona o hábitat limpia por instinto.
  • Por dominancia. Algunos perros sumisos pueden consumir el excremento de los perros más dominantes, en la misma casa.
  • Por mimetismo. El perro observa e imita a otros perros (o incluso a su humano que recoge el excremento en el paseo).

Tratamiento de la coprofagia en perros

En base a las causas que hayan podido desencadenar este comportamiento en el perro, es posible determinar la solución ideal para este problema. De tratarse de alguna alteración en su salud, será el veterinario quien establezca el tratamiento adecuado para curar esta patología directamente. En otras palabras, lo primero que debemos hacer es acudir al veterinario para descartar posibles problemas fisiológicos, que es una de las posibles causas. Si, por el contrario, la coprofagia canina se debe a un problema conductual, existen algunas recomendaciones que pueden ayudar a corregir este comportamiento en el animal:

  • Deberemos intentar dedicarles más tiempo y mejorar su espacio en la medida de lo posible para evitar la aparición y desarrollo de este tipo de comportamientos.
  • Extremar las medidas de limpieza en el área en donde habita el perro. Mantener limpio el ambiente ayudará a disminuir la probabilidad de consumo de las heces por parte de la mascota.
  • Ofrecerle al perro algún juguete que lo distraiga es una excelente práctica para mantenerlo entretenido, acaparando toda su atención.

Coprofagia perruna

La causa de la coprofagia no suele ser fácil de valorar. Puede haberse originado por algo y luego mantenerse en el tiempo como una costumbre o vicio que parece resultar agradable para muchos perros.

¿Por qué algunos perros comen heces?

Son diversas las causas por las que un perro llega a ingerir sus propias heces o las de otros animales. A veces, estos empiezan a consumir estos excrementos debido a que su propio organismo los impulsa corregir de manera natural alguna alteración generada en su proceso digestivo. En otras ocasiones, la coprofagia canina también puede deberse a que, sencillamente, el perro encontró como agradable el consumir las deposiciones de otras especies, sin que haya manifestado problemas de salud ni trastorno conductual alguno. En general, existe muy poca investigación sobre el tema, pero es evidente que se debe acudir a un veterinario especialista en medicina del comportamiento para que se pueda llegar a un diagnóstico correcto.

La coprofagia en perros

No hay estudios científicos que determinen el origen de la coprofagia en perros, pero algunas causas suelen ser frecuentes. Estas pueden ser nutricionales, médicas y comportamentales.

  • Autocoprofagia: el animal se come sus propias heces.
  • Coprofagia intraespecífica: se come las heces de otros individuos dentro de su misma especie.
  • Coprofagia interespecífica: ingiere excrementos de otras especies.

De tratarse de alguna alteración en su salud, será el veterinario quien establezca el tratamiento adecuado para curar esta patología directamente. En otras palabras, lo primero que debemos hacer es acudir al veterinario para descartar posibles problemas fisiológicos, que es una de las posibles causas. Si, por el contrario, la coprofagia canina se debe a un problema conductual, será conveniente acudir a un etólogo canino.

favicon_mimejoramigoyyo
Total
0
Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...