Faringitis en perros

faringitis en perros
La faringitis canina no es grave, pero debemos prestarle atención y llevar al perro al veterinario.
Total
0
Shares

El invierno es una época delicada para nuestras mascotas por el frío, pudiendo llegar a provocarles multitud de enfermedades como la faringitis. La faringitis en perros consiste en una afección de las vías respiratorias caracterizada por una inflamación de los tejidos blandos y la mucosa de la faringe, así como el sistema linfático. Un problema muy común que puede deberse a varias causas de diferente naturaleza (infección viral como el moquillo, debido a un cáncer o por una lesión en la garganta…), que se da con mayor frecuencia en los climas fríos y son más propensos a sufrirla perros ancianos o cachorros. La faringitis canina no es grave, pero debemos prestarle atención y llevar al perro al veterinario si creemos que puede desarrollarla. Recordemos que nuestro mejor amigo perruno no nos va a poder explicar si le duele la garganta, con lo cual tendremos que prestar atención a los signos evidentes, tales como la tos o un ladrido enronquecido o áspero. En este post del blog de perros te explicamos todo acerca de esta enfermedad que pueden sufrir las mascotas.

¿Qué es la faringitis canina?

La faringitis es la inflamación de la faringe y que suele cursar con tos y dolor en la zona. Cuando también se inflama la zona laríngea y cuerdas vocales entonces, junto a la tos, también aparece el ronquido y la afonía, en la que cambia de forma considerable el sonido del ladrido del perro afectado. Las causas de afección de la faringe y de la laringe son variadas y no debemos centrarnos solo en las de tipo infeccioso, que es lo que la mayoría de propietarios cree que tiene su perro.

Antes de saber cómo prevenirla, debemos conocer a qué nos enfrentamos. La faringe es el espacio de unión entre los conductos nasales y la parte posterior de la boca. En ella se localizan, al igual que en los humanos, las amígdalas, formadas por tejido linfático y habitualmente inapreciables. Las afecciones que afecten a este espacio serán las faringitis. La faringitis es una enfermedad que normalmente suele ser de origen vírico, causada por una inflamación de las mucosas de la garganta, la que provoca un enrojecimiento fuerte y dolor de garganta agudo.

La faringitis canina afecta más en invierno, puesto que hace más frío y los cambios de temperatura son más bruscos, tanto a cachorros como a perros adultos y por igual a todas las razas. Estos grupos caninos son más propensos debido a que los primeros no tienen desarrollados completamente sus defensas y los ancianos es probable que tengan alguna enfermedad que propicie que sea más fácil contraer faringitis.

Características y patología de la faringitis en perros

La faringitis puede ser aguda o crónica. En el caso de la faringitis aguda, la faringe estará visiblemente inflamada, con úlceras, petequias o pequeños abscesos, siendo la causa más común de faringitis aguda la infección de las vías respiratorias superiores. Mientras, la faringitis crónica puede aparecer cuando el perro tose con frecuencia durante un tiempo prolongado, la faringe se va inflamando y se produce una faringitis crónica, que puede agravar el cuadro. La faringitis crónica suele darse en perros de razas braquicéfalas, como bulldog.

Síntomas de la faringitis en perros

Una vez el perro empieza a desarrollar faringitis, comenzará a presentar algunos síntomas característicos. Los síntomas que aparecen con la faringitis son muy similares a los de otro tipo de enfermedades que también afectan a la garganta del perro. Principalmente la más significativa suele ser la tos seca, conocida como la famosa “tos de perro”. Pero también pueden darse otros síntomas, como:

  • Tos constante y seca.
  • Hipersalivación. Sensación constante de tragar, por la inflamación.
  • Estornudos frecuentes.
  • Enrojecimiento e inflamación de la garganta. A veces también tiene lugar una secreción purulenta en la zona.
  • Disfagia. Deglución dolorosa y dificultad marcada a la hora de tragar.
  • Pérdida de apetito a consecuencia del dolor de garganta.
  • Dolor. Pueden aparecer úlceras en la faringe o incluso extenderse por el resto de la zona posterior de la boca.
  • Fiebre.
  • Dificultad para respirar.
  • Apatía e inapetencia.
  • Vómitos tras un episodio de tos.
  • Ladrido afónico.

Si observas alguno de estos síntomas en tu perro, no dudes en llamar o llevar a tu can al veterinario.

¿Qué puede causar la faringitis en los perros?

Las posibles causas por las que un perro tiene faringitis son muy variadas. La más común es de origen vírico y suele producirse por cambios bruscos de temperatura o demasiada exposición al frío. La tos de las perreras, por ejemplo, puede derivar en una faringitis. Otras causas son una afección secundaria a traumatismo o irritación ambiental de la faringe. Los virus como parainfluenza o herpesvirus canino, bacterias como Bordetella bronchiseptica, que causa traqueobronquitis, pueden también causar faringitis. Por otro lado, también se asocian a infecciones bucales (puede producirse una herida al morder un palo, por ejemplo). Los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire son factores que predisponen a contraer faringitis. También está desaconsejada la costumbre tan extendida de permitir que el perro viaje en coche sacando la cabeza por la ventanilla. A su vez, también puede derivarse de comer o beber alimentos muy fríos, permanecer mojado durante mucho tiempo dando tiempo a enfriarse o incluso por dormir en un lugar frío, ya sea en la intemperie o en casa en un lugar fresco.

¿Cómo se realiza el diagnóstico oficial de la faringitis canina?

Dado que las afecciones comparten muchos síntomas, es preciso que su veterinario efectúe múltiples pruebas para garantizar hacer un diagnóstico con exactitud. El diagnóstico de la faringitis aguda se basa en la historia, el examen físico y los hallazgos tras la inspección de la garganta Por ello, inicia haciendo un recuento de los síntomas, constatando cuándo empezaron, cómo fueron evolucionado… También hará un examen físico.

Tratamiento de la faringitis canina

Si tu perro llega a manifestar algunos de los síntomas que hemos mencionado anteriormente, es necesario que acudas al veterinario lo antes posible. Una regla importante que debes seguir es jamás medicar a tu mascota por tu cuenta. Siempre tendrá que ser el veterinario quien determine el tratamiento. Generalmente, para la faringitis canina administrará antiinflamatorios y/o antibióticos, dependiendo del estado en que se encuentre la faringitis. Si el perro sufre vómitos, también recetará medicamentos para detenerlos.

Consejos a seguir si tu perro tiene faringitis

  • Hidratar al perro. Que beba mucha agua es importante.
  • Procura que el lugar de descanso de tu amigo perruno esté en un lugar tranquilo y calentito de la casa, alejado de corrientes de aire.
  • Los líquidos o dieta blanda pueden darse en pequeñas raciones varias veces al día, hasta que el animal empiece a mostrar interés normal en la comida.
  • Otra opción es ofrecerle su pienso remojado con agua tibia o con caldo de pollo (sin sal ni cebolla), de forma que se ablande y podamos aplastarlo con un tenedor, formando una especie de papilla.
  • Evitar paseos bajo la lluvia.
  • Evitar corrientes de aire.
  • Evitar baños de agua fría.
  • Evitar que tu perro se moje o permanezca mojado por mucho tiempo.
  • Si se moja, tenemos que secarlo muy bien.
  • Mantener al perro seco y caliente.
  • Si sacas a tu perrito a pasear es aconsejable que le pongas un abrigo, sobre todo si hace frío en la calle para que la faringitis no empeore. Sí, los perros también tiene frío.
  • No lo expongas a sustancias irritantes como el humo del tabaco ya que aún podría irritase más su garganta y faringe.
¿Existe alguna forma de prevenir que nuestro perro padezca de faringitis?

A fin de prevenir la aparición de la faringitis canina, a continuación te damos una serie de consejos para no dañar la faringe.  

Prevenir la faringitis en perros

Para ayudar a prevenir estos procesos es importante tomar unas medidas tales como:

  • Evitar la exposición directa a aparatos de aire acondicionado o ventiladores.
  • Evitar que los perros mojados se expongan a corrientes de aire tanto naturales como artificiales
  • En los viajes en coche no debemos dejarlos que saquen la cabeza por las ventanas del vehículo.
  • En los días de más calor, intentar que no sufran cambios bruscos de temperatura.
  • Llevar al perro con arnés, en vez de con collar, para que no le presione el cuello, si tira mucho de la correa.

Referencias bibliográficas

  • Parnell N.K. (2007) Enfermedades de la garganta. En Ettinger S.J. y Feldman E.C. (eds). Tratado de medicina interna veterinaria; 1196-1206. Elsevier España.
  • Baskerville A. (1981) Mechanisms of infection in the respiratory tract, New Zealand Veterinary Journal 29(12), 235-238.
  • Taboada J. & Hedlund C.S. (2002). La faringe. En Atlas clínico de enfermedades del oído, nariz y garganta en pequeños animales; 181-198. Inter-médica Argentina.
Faringitis canina: qué es y causas

La faringitis es la inflamación de la faringe y que suele cursar con tos y dolor en la zona. Cuando también se inflama la zona laríngea y cuerdas vocales entonces, junto a la tos, también aparece el ronquido y la afonía, en la que cambia de forma considerable el sonido del ladrido del perro afectado.

  • Tos constante y seca.
  • Hipersalivación. Sensación constante de tragar, por la inflamación.
  • Estornudos frecuentes.
  • Enrojecimiento e inflamación de la garganta. A veces también tiene lugar una secreción purulenta en la zona.
  • Disfagia. Deglución dolorosa y dificultad marcada a la hora de tragar.
  • Pérdida de apetito a consecuencia del dolor de garganta.
  • Dolor. Pueden aparecer úlceras en la faringe o incluso extenderse por el resto de la zona posterior de la boca.
  • Fiebre.
  • Dificultad para respirar.
  • Apatía e inapetencia.
  • Vómitos tras un episodio de tos.
  • Ladrido afónico.
firma articulos blog de perros mi mejor amigo y yo
Total
0
Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...