Menú
Mascota y salud

Frutos secos para perros

frutos secos perros

Cada vez somos más los propietarios que nos cuestionamos qué alimentos son buenos y cuáles no para nuestros mejores amigos perrunos. Somos conscientes que su sistema digestivo no es igual que el de los humanos. De hecho, muchos lo habremos corroborado: su estómago es muy delicado y no asimilan los nutrientes de la misma forma. En esta ocasión vamos a centrarnos en los frutos secos aptos y no para ellos. ¡Descubre todo aquí!

¿Pueden los perros comer frutos secos?

La respuesta rápida es que sí, pero hay que matizar. Un perro puede comer de vez en cuando frutos secos, pero no asiduamente ni todos ellos. En principio puede comer los siguientes frutos secos, que por cierto si son sin sal, mucho mejor.

  • Nuez.
  • Almendra
  • Anacardos
  • Cacahuetes
  • Avellana

Ahora bien, no son alimentos que puedan ingerir de manera cotidiana porque por su alto contenido de grasa puedan causar vómitos y diarrea. Por otro lado, también hay ciertos frutos secos que están prohibidos para ellos. Estos son:

Frutos secos tóxicos para perros

  • Nueces de macadamia. Contienen una toxina que ataca al sistema nerviosos del animal.
  • Pasas. En este caso la toxina que contienen puede causar daños renales y hepáticos.
  • Nuez moscada. Un condimento igualmente tóxico que los anteriores.

Si quieres saber más información acerca de los alimentos prohibidos para tu perro, no dudes en leer el artículo destinado a todos estos productos. También hay que apuntar que los canes no necesitan consumir frutos secos, hay otras golosinas más saludables para ellos.

Cómo darle de comer frutos secos

  • Evitar en grandes cantidades, puede conllevar problemas digestivos severos en el animal.
  • Tritura los frutos secos aptos para ellos. Al ingerir las piezas enteras no obtendrá ningún nutriente. Aparte de este riesgo, también hay posibilidad de asfixia o de sufrir una obstrucción gastrointestinal.
  • No le ofrezcas uvas, pasas o nueces de macadamia porque podrían causarle diarrea, bloquear el tracto digestivo de tu mascota e incluso síntomas mucho más graves.
  • No es conveniente mezclar los frutos secos triturados con su comida seca. Esto se debe a que los tiempos de digestión son muy distintos y esto podría ocasionar problemas.
  • Las cáscaras de los frutos secos son un peligro adicional para tu perro, pues pueden desgarrar su tejido mientras se desplazan por su tracto digestivo. Si le das frutos secos a tu perro, asegúrate de quitarles la cáscara.

Antes de acabar no olvides que las necesidades alimenticias del perro no son las mismas que las nuestras. Conoce más sobre nutrición canina en Mascota y Salud.

favi logo

0 comentarios

    Comentar