Menú
Mascota y salud

Qué es la leishmaniasis en perros

leishmaniasis en perros

La leishmaniasis es una enfermedad grave de tipo parasitario que pueden sufrir los perros y que todo propietario debería conocer. La salud del perro es lo que más nos debe preocupar. En concreto, siguiendo con la leishmaniasis canina hay que decir que se considera una enfermedad con alta mortalidad, y en segundo, es muy fácil su propagación. En este artículo encontrarás todas las respuestas a las preguntas más importantes que los dueños debemos conocer acerca de la leishmaniasis en perros.

1. ¿Qué es la leishmaniasis canina?

La leishmaniosis o leishmaniasis es una enfermedad infecciosa grave que afecta a los tejidos y órganos del cuerpo causada por un mosquito portador del parásito denominado leishmania. La principal vía de transmisión de este mosquito, llamado flebótomo y con aspecto similar a los insectos comunes, es a través de su picadura. Una vez dentro del cuerpo del perro, el parásito comienza a multiplicarse y se extiende por sus órganos causando problemas de salud. Además, estos insectos se convierten en portadores de la enfermedad al picar previamente a otros perros enfermos de leishmania.

2. ¿Dónde se encuentra este mosquito?

Hay que mencionar que existen varios tipos de parásitos en la familia leishmania, pero en nuestro país, España, solo se encuentra la especie infantum. Los casos de leishmaniasis en la península ibérica se producen principalmente en el sur y el oeste del país, debido a los factores climáticos (humedad, calor…), lo que favorece la reproducción de este mosquito portador del parásito. Sin embargo, debido al cambio climático esta circunstancia está cambiando, extendiéndose así de manera progresiva por toda España. En cuanto al resto del mundo, la leishmaniasis aparece principalmente en Portugal, Francia, Italia, Malta, Grecia, Turquía, Israel, Egipto, Libia,Túnez, Argelia, Marruecos y muchos países de América Latina.

3. ¿A qué razas puede afectar?

La leishmaniasis canina puede afectar a todas las razas de perro, aunque suele diagnosticarse con mayor frecuencia en razas grandes. Esto no se debe a que haya mayor predisposición a padecerla, sino más bien porque suelen pasar más horas en el exterior y, por consiguiente, aumentan el riesgo de ser picados por el insecto que la transmite.

4. ¿Cómo puedes notar que tu perro tiene leishmaniasis?

Esta enfermedad, con período de incubación entre 3 y 18 meses, se puede manifestar en el perro de formas muy distintas, provocando distintos síntomas y afectando a órganos distintos. No obstante, se pueden diferenciar dos tipos de leishmaniasis canina: la visceral y la cutánea. Esta última es la más frecuente. Los signos clínicos más comunes son: pérdida de pelo, aparición de lesiones como úlceras o pérdida de peso incluso ingiriendo la misma cantidad de comida. A medida que la enfermedad avance veremos síntomas más graves como la fiebre, vómitos o incluso cojera. En caso de la visceral, puede dañar órganos internos como el bazo, los riñones o el hígado. Si tu perro presenta alguno de estos síntomas o crees que puede tener esta enfermedad, acude de inmediato a tu centro veterinario.

5. ¿Cómo detectará un veterinario esta enfermedad?

La forma más segura para comprobar la presencia de la enfermedad es realizando un diagnóstico con técnicas laboratoriales. Una vez detectados estos cambios en un análisis general, es preciso hacer pruebas adicionales para confirmar que la responsable de estas alteraciones es la leishmania. Estas pruebas pueden consistir en:

  • La detección de anticuerpos (células que forma el sistema inmunitario para luchar contra agentes externos).
  • Técnicas de biología molecular que van a detectar directamente la presencia del parásito y pueden además cuantificar su número.
  • Citologías donde podremos observar directamente la leishmania al microscopio.
  • En ocasiones también pueden realizarse biopsias de tejidos que pueden necesitar técnicas inmunohistoquímicas para visualizar su presencia en un tejido.

6. ¿Existe tratamiento? ¿Cómo de grave es esta enfermedad?

Si se confirma que tu can tiene esta enfermedad, tu mejor amigo perruno tendrá que recibir tratamiento farmacológico y una alimentación adecuada para que pueda vivir de manera asintomática. Rara vez los tratamientos frente a esta enfermedad eliminarán esta infección del organismo; simplemente suprimirán los síntomas, pero podréis seguir conviviendo perfectamente.

Leishmaniasis perro contagio

Aunque el tratamiento de la enfermedad y el pronóstico variará en función de los síntomas clínicos detectados en el animal, de las alteraciones analíticas y las complicaciones que presente. El tratamiento para combatir la leishamnia tendrá que ser constante durante toda la vida.

7. ¿Cómo prevenir leishmaniasis en perros?

Según el modo de vida de nuestra mascota, la zona geográfica donde vivamos y el historial de viajes podemos tomar ciertas medidas para prevenir esta afección. Lo mejor será exponer toda esta información a tu veterinario y que sea él quien te resuelva cualquier duda. No obstante, algunas de las medidas preventivas que pueden tomarse son:

  • Aplicación de repelentes: consiste en la aplicación de insecticidas tópicos de larga acción que se colocan en la piel del perro en forma de collar o pipeta. Si tienes intención de viajar a zonas endémicas, lo recomendable es aplicar la pipeta dos días antes y los collares al menos una o dos semanas antes. Recuerda que los repelentes no previenen la aparición de signos clónicos una vez que el perro ha sido infecto, se usan solo para reducir el riesgo de esta infección.
  • Evitar que el perro duerma en el exterior de la vivienda o en lugares donde puede ser propenso a que le pique este mosquito.
  • Controles clínicos y de laboratorio para detectar tempranamente la infección. Para los perros que viven en zonas endémicas, es conveniente realizar al menos dos chequeos al año para detectar de modo temprano esta enfermedad y así poder hacerla frente.

Además, es muy importante la prevención en las épocas del año y horas del día de más actividad del mosquito.

8. ¿Un perro con leishmania puede contagiar a otro?

Seguramente te interese saber si la leishmaniasis puede ser contagiada de un perro a otro. Afortunadamente no es posible, aunque hay excepciones. En raras ocasiones pueden producirse, como es el caso del contagio de una madre a su cachorro durante la gestación o perros que hayan necesitado transfusiones sanguíneas.

9. ¿Qué época es la de mayor riesgo?

Teniendo en cuenta que la temporada de este mosquito comienza con el calor, la época de mayor riesgo comenzaría en mayo y acabaría en septiembre u octubre, si se prolonga el verano. En invierno estos insectos permanecen en estado de larvas.

10. ¿Qué otros tipos de leishmania existen?

Se diferencian muchísimas especies como la leishmania donovani, major, naiffi o infantum, entre otras.

11. ¿Mi perro puede morir a causa de esta enfermedad?

Desgraciadamente puede causar la muerte sino se previene y se trata a tiempo, por lo que es importantísimo ante cualquier signo raro acudir al veterinario. ¡Mejor prevenir que curar!

13. ¿La leishmaniasis es contagiosa de perro a persona?

El parásito no se puede contagiar por fluidos (saliva, sangre, orina, heces…). Tanto en perros como en personas es necesario que haya picadura del flebotomo.

14. Leishmaniasis síntomas y tratamientos

Mencionar que se trata de una enfermedad con un tiempo de incubación superior a otras enfermedades. Pueden pasar meses y meses desde el momento del contagio hasta la aparición de los primeros síntomas de la leishmaniasis en perros. A pesar de ello, algunos de los signos clínicos más habituales son:

Síntomas de leishmaniasis en perros

  • Atrofia muscular.
  • Pérdida de vitalidad.
  • Pérdida de peso.
  • Aparición de caspa o lesiones costrosas.
  • Pérdida de pelo.
  • Sobrecrecimiento de las uñas.
  • Sangrado por la nariz.
  • Dermatitis ulcerativa.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Fiebre.

15. Leishmaniasis canina cura

El tratamiento actual de la leishmaniosis canina conduce a una mejoría clínica notable, pero no consigue eliminar del todo el parásito que provoca esta enfermedad en el can. Por consiguiente, las revisiones veterinarias son necesarias para detectar posibles rebrotes. En la mayoría de los casos se recomienda un tratamiento que incluye un fármaco leishmanicida y otro leishmaniostático.

Acerca del mosquito flebótomo

¿Cómo se llama el mosquito de la leishmaniasis?

Se llama mosquito flebótomo.

¿Cuál es el ciclo de vida del parásito en el perro?

Este parásito vive en el cuerpo de nuestro perro en un tipo especial de leucocitos (macrófagos), piel y órganos internos. Además, también se encuentra en la médula ósea, articulaciones e incluso en el sistema nervioso central. De modo que cuando un mosquito (flebótomo) pica a un perro, toma dichos parásitos de la sangre.

¿Todos los flebótomos transmiten la leishmaniasis?

No, solo las hembras son transmisoras, ya que son las únicas que se alimentan de sangre. La hembra necesita sangre para producir huevos.

¿Cuál es el ciclo de vida del parásito en el perro?

Se trata de insectos de pequeño tamaño con dos alas (2,5 – 3 mm de largo) que no emiten un sonido de zumbido al volar. Cuando se disponen a picar, saltan con las alas erguidas sobre el cuerpo del animal.

Preguntas sobre el diagnóstico de la leishmaniasis en perros

¿Qué tipo de tratamientos existen?

Existen tanto fármacos antimoniales, aplicados con inyección y tratamientos orales. El veterinario valorará el más adecuado para las necesidades de tu can.

¿Los tratamientos pueden curar a mi perro?

No, solamente suprime los síntomas y otorga calidad de vida a tu can. Esto no implicará que pueda tener una recaída. Las revisiones serán claves.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

Posiblemente necesitará ese tratamiento de por vida. No hay que olvidar que los síntomas pueden volver a aparecer.

¿Cuál es la posibilidad de recaída?

Dependerá de la calidad de vida del perro.

¿Cuánto antes se diagnostique más fácil será controlarla?

Por supuesto, cuanto antes se diagnostique más opciones de que tu can tenga una mejor calidad de vida.

¿Qué hago si los síntomas vuelven a aparecer?

Si observas que tu can vuelve a tener alguno de los síntomas de esta enfermedad, acude inmediatamente a tu veterinario para que controle a tu mascota.

Qué hacer si piensas que sufre leishmania

Como has podido comprobar, se trata de una enfermedad muy peligrosa para nuestros mejores amigos perrunos. Visita a tu veterinario con urgencia para que sea este quien determine por medio de una prueba analítica si tu perro tiene leishamania. Además, es fundamental la prevención frente a cualquier enfermedad. Tú sabrás mejor que nadie lo mal que se pasa con cualquier problema de salud de tu perro. La forma de prevenir que yo empleo, aunque vivo en el País Vasco y no es una zona endémica, es básicamente desparasitar interna (cada tres meses) y externamente (cada mes) a mi perro. El repelente que mejor le va a Sun es la pipeta Vectra- 3D; y, por supuesto, hacerle revisiones en el pelaje por si se observa alguna peculiaridad.

favi logo

0 comentarios

    Comentar