Menú
Alimentación

¿LOS PERROS PUEDEN COMER SAL?

los perros pueden comer sal

Como cualquier exceso es malo para los humanos, lo mismo les sucede a nuestros mejores amigos perrunos. Con respecto a si los perros pueden comer sal, empezaremos diciendo que siempre debes cuidar que sea la justa y no excederte. De lo contrario, podría producirle graves problemas de salud.

¿Pueden los perros comer sal?

El sodio es un mineral esencial en la dieta de todos los perros y, de hecho, desempeña un importante papel en su salud. Se encarga de ayudar a mantener el equilibrio del líquido en las células y a conducir el impulso del sistema nervioso. Además de ser necesaria para el buen comportamiento de los órganos vitales y del sistema nervioso, de ella depende, entre otras, la función de regular el contenido de agua del cuerpo. Como la sal absorbe agua del cuerpo, un perro que ha consumido demasiadas cantidades de este mineral, tendrá mucha sed. Es decir, beberá más agua de lo normal lo que le llevará a orinar más. Su cuerpo luchará por sacar la sal de su organismo, lo que ocasionará que su sistema circulatorio y sus riñones se tensen y provoquen que el cuerpo se hinche. Por este motivo, hay que evitar darle a tu perro cualquier alimento que pueda contener demasiada sal. Así, los perros generalmente pueden tolerar el contenido de sodio en la comida y las golosinas para perros, demasiada sal puede provocar problemas de salud graves.

Leer más: Alimentos prohibidos para perros

¿Qué hacer si mi perro ha ingerido mucha sal?

Si cree que su perro ha ingerido una gran cantidad de sal, llame a su veterinario si su perro muestra algún signo o no. Y es que como hemos comentado, aunque el sodio es una sustancia natural que el cuerpo de tu mascota necesita, demasiada puede provocar enfermedades graves. Entre las consecuencias que puede tener el consumo excesivo de sal en los perros se encuentran:

  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Letargo.
  • Jadeo excesivo.
  • Lengua colgando.
  • Ataxia (caminar tambaleante)
  • Convulsiones.
  • Falta de apetito.
  • Somnolencia.

Por último, recuerda que la sal suele estar escondida no sólo en alimentos, sino también en otros productos que a veces no son tan evidentes. Si te ha gustado este artículo, no te pierdas el post sobre frutas para perros.

Resumen del artículo ¿Los perros pueden comer sal?

El sodio es un mineral esencial en la dieta de todos los perros y, de hecho, desempeña un importante papel en su salud. Se encarga de ayudar a mantener el equilibrio del líquido en las células y a conducir el impulso del sistema nervioso. Como la sal absorbe agua del cuerpo, un perro que ha consumido demasiadas cantidades de este mineral, tendrá mucha sed. Es decir, beberá más agua de lo normal lo que le llevará a orinar más. Su cuerpo luchará por sacar la sal de su organismo, lo que ocasionará que su sistema circulatorio y sus riñones se tensen y provoquen que el cuerpo se hinche. Por este motivo, hay que evitar darle a tu perro cualquier alimento que pueda contener demasiada sal.

favi logo

0 comentarios

    Comentar