Menú
Cómo educar a mi perro

MI PERRO PASA DE MÍ

mi perro pasa de mi

¿Te identificas con la frase “Mi perro pasa de mí”? Esta situación puede resultar bastante incómoda y generalmente tiene diversas explicaciones. Si quieres saber la razón por la que tu perro no quiere estar contigo, no pierdas detalle a este artículo del blog de perros. Además te indicaremos cómo mejorar el vínculo y cómo enseñar a un perro con refuerzo positivo.

Vínculo entre perro y humano

Los perros son animales de lo más sociables y afectuosos. Por todos es sabido que entre los humanos y sus mejores amigos perrunos hay una relación especial. Una unión que se forma gracias a la hormona llamada oxitocina, también conocida como la hormona del amor, la cual se segrega tras un período de contacto visual entre perro y humano. Todas estas cosas juntas son las culpables de que entre perro y humano haya una relación tan estrecha. El problema es que en algunos casos, los perros no quieren estar con los dueños. ¿Te cuesta identificar bien cuál es el origen o cómo solucionarlo? A continuación listamos una serie de causas que pueden hacer que tu perro tenga esa conducta y pase de ti.   

¿Por qué mi perro no quiere pasar tiempo conmigo?

Para empezar, hay que tener presente que cada perro tiene su propia personalidad, no podemos generalizar ni atribuir las mismas características a todos los canes. Existen perros que están constantemente encima de ti o todo lo contrario, rehúyen toda clase de contacto físico. Hay muchos motivos por los cuales a tu perro le cuesta más hacerte caso o directamente no te lo hace. Estos son:

Causas comunes que pueden responder a la pregunta: ¿por qué mi perro pasa de mi?

  • La forma de relacionarte con él no es la más adecuada. Si tu perro tiene un carácter más bien huidizo, puede que lo haya desarrollado a raíz de la forma en la que te has comportado con él. Muchas veces, al actuar de forma desmesurada agobiamos a nuestro can, nuestro afecto no es bien recibido, siendo agobiantes para ellos. Hay que respetar sus límites. Por otra parte,r ecuerda que la educación debe estar basada en el refuerzo positivo, nunca negativo. Los gritos o castigos también pueden provocar que tu perro sea huidizo.
  • Te acaba de conocer. Si hace poco que has adoptado a tu perro, es natural que aún no se encuentre del todo confiado contigo. Algunos necesitan un período de tiempo largo para coger confianza.
  • No recibe los cuidados necesarios. Otro motivo de que tu perro pase de ti es que no cuenta con los cuidados necesarios cubiertos.
  • Ha tenido una vivencia negativa. Nuestros perros son capaces de crear una asociación de causa-efecto negativa respecto a nosotros. Si ha vivido o está viviendo situaciones estresantes, puede ser motivo más que suficiente para tener dicho comportamiento.
  • No quiere estar contigo porque ha sido maltratado. Ligado con el punto anterior, cabe remarcar que existen casos donde el perro ha sido víctima de abusadores y maltratadores en un pasado y le cuesta más confiar en las personas.
  • Cambio significativo en su entorno. Hay perros que pueden llegar a ser realmente susceptibles a los cambios de su entorno, llegando a cambiar su estado de ánimo y encontrarse inseguros si ha sucedido algo realmente significativo, como puede ser una mudanza o la llegada de un nuevo integrante a la familia.
  • No se encuentra bien, está enfermo. Los cambios bruscos de comportamiento en animales, concretamente en el perro, son un claro indicativo de que algo no anda bien. Si observas que tu perro prefiere estar solo y, además manifiesta conductas como que no quiere pasear, deja de comer… llévalo al veterinario para descartar que tenga algún dolor que le provoque esa actitud pasota.
  • Tu perro está estresado o nervioso. Solo tendrás que buscar la causa que provoca en tu perro esta conducta y cambiarla para ver si el perro va hacia ti o huye.
  • No quiere estar contigo porque es de una raza cercana al lobo. Sí, las razas cercanas al lobo tienden a ser más independientes y les gusta menos estar con las personas.

Qué hacer para mejorar la convivencia con mi perro

  • Aprende a entender el lenguaje canino. Conocer las expresiones básicas de nuestros mejores amigos perrunos nos ayudará a comunicarnos con ellos de forma apropiada. Podrás, por lo tanto, entender en qué momentos tu perro no se siente incómodo y conocerás cuándo está receptivo y quiere pasar ratos gratificantes contigo.
  • Conoce sus necesidades. Los perros, como individuos de la especie canina, tienen una serie de necesidades físicas y comportamentales propias.
  • Haz cosas con tu perro. Pasar tiempo con tu perro ayudará a generar ese vínculo.
  • Respétalo. El respeto es la base de cualquier relación entre individuos, también entre tu perro y tú.
  • No utilices el castigo físico. Nunca debes sustentar la base de tu relación en el miedo y la sumisión.
  • Ayúdale cuando lo necesite. Tu perro necesita saber que, en ti, encontrará una figura segura cuando lo requiera.
  • Sé coherente con las normas. Es decir, cuando las establezcas, no las modifiques a tu antojo.
  • Dale tiempo para adaptarse si ha llegado recientemente a tu hogar. Deberás darle un tiempo para que pueda adaptarse a su entorno y conocer a su nueva familia. Tendrás que evitar forzar situaciones que le podrían generar miedo e invitarle a que se acerque mediante premios, muestras de afecto calmadas y el uso de un tono de voz suave.
  • Ten paciencia. Aprender a gestionar las situaciones problemáticas con tu perro desde un enfoque positivo y desde un estado de ánimo tranquilo será especialmente beneficioso en la relación con él.
  • Identifica qué le gusta a tu perro. Cada individuo es único y, por esta razón, no todos los perros se sienten motivados por lo mismo.
  • Encuentra el origen de su malestar. Como hemos comentado, es posible que tu perro no quiera estar contigo y muestre un carácter más hostil debido a que su bienestar no está del todo cubierto
Construir un vínculo con tu perro

Detrás de la queja “Mi perro pasa de mí” o “Mi perro no me hace caso” suele haber una falta de entendimiento y de comunicación. Recuerda que es fundamental la creación de un vínculo positivo y consistente con tu mejor amigo perruno.

favi logo

0 comentarios

    Comentar