Menú
Mascota y salud

Procesionaria: síntomas en perros

procesionaria sintomas en perros

Aunque a simple vista parezca una oruga más, no lo es. Se trata de la peligrosa procesionaria del pino que puede ser perjudicial para nuestra salud, pero sobre todo para nuestros perros. Puede causar la muerte de un perro, por eso es fundamental que no te pierdas este artículo sobre la procesionaria: síntomas en perros. Aquí encontrarás información detallada sobre esta oruga, pero sobre todo aprenderás cómo actuar en caso de que tu perro tenga contacto con ella, cómo evitarla y cómo detectarla. ¡Presta atención, la salud de tu perro es vital!

La oruga del pino

En cuanto las temperaturas empiezan a templarse, en las zonas de pinos aparecen estas procesionarias del pino (Thaumetopoea pityocampa). Unas orugas de color pardo cubiertas de pelos urticantes y que avanzan en fila india como en procesión, de ahí su nombre. Buscan un lugar donde enterrarse y pasar a la etapa de crisálida, en la que permanecerán hasta finales de verano, cuando se transformarán en mariposas. Tras aparearse, las hembras vuelven a los pinos para poner los huevos y empezar nuevamente el ciclo. Entonces ¿dónde está el peligro de las procesionarias? Justo en la etapa en la que bajan del árbol.

¿En qué zonas aparece la oruga procesionaria?

Tiene predilección por los pinos, de los cuales se alimenta, aunque también puede llegar a habitar en abetos y cedros. Podemos encontrar a la oruga procesionaria en el sur de España, entre los meses de febrero y marzo, y en el norte sobre abril o mayo. Aunque también está presente en el norte de África, el sur del continente americano, Alemania, Suiza, Hungría o Bulgaria.

Es fundamental estar pendiente durante estas fechas para evitar frecuentar las zonas de pinares y jardines donde pueda encontrarse, pero también para avisar a más dueños de canes que paseen por la zona. Además, hay que señalar que esta oruga procesionaria está catalogada como una plaga aquí, en España, por lo que no es de extrañar observar métodos de control por parte de los agentes forestales en distintos bosques, sobre todo durante la primavera y el verano. Nunca la pises pensando que podrás fumigarla tú, ya que lo único que conseguirás es que sus pelos, que son los que propagan la toxina, se peguen en la zapatilla.

Oruga procesionaria

¿Quieres saber cómo prevenir a nuestros mejores amigos perrunos? ¿Necesitas saber cuales son los síntomas y tratamiento ante posibles casos de contacto entre la oruga procesionaria y los perros? ¡Sigue leyendo!

Como he comentado al inicio de este artículo, Procesionaria: síntomas en perros, aunque a simple vista parezca una oruga común, su particularidad reside en sus pelos. Cada una de estas orugas dispone de unos 500.000 pelos o tricomas especiales a lo largo de su cuerpo. Vamos, que están envenenados.

Cómo evitar la oruga procesionaria

Si crees que en la zona en la que habitualmente paseas con tu perro puede haber este tipo de orugas, ni le lleves; o como mucho, llévalo con correa y no lo sueltes bajo ningún concepto. Como ves, es muy sencillo. La clave para que no sufran cualquier tipo de reacción debido al contacto es la prevención.

¿Qué hacer si tu perro toca o come una procesionaria?

Si sospechas que tu perro ha tenido contacto con una procesionaria, corre al veterinario. Aunque antes, como primeros auxilios, puedes lavarle la boca con mucho cuidado con agua templada-caliente en la zona afectada o con suero fisiológico; sin frotar, ya que podrías romper los pelos de la oruga y se propagarían aún más las toxinas. El agua caliente inactiva la toxina de los pelos urticantes. Por supuesto, en caso de que tenga la oruga, retiraremos con cuidado este insecto y los pelos urticantes con guantes o pinzas. ¡Evita frotar, manipular o hacer presión en las posibles heridas!

Tal vez también te interese saber cuáles son los síntomas que pueden advertirte de que tu perro ha entrado en contacto con la oruga procesionaria.

Síntomas de la oruga procesionaria en perros

La toxina de la oruga procesionaria es especialmente fuerte, causando irritación grave e inflamación. Recalco el hecho de estar concienciados con esta peligrosa larva porque la intoxicación puede causar heridas que son susceptibles de necrosarse. ¿Qué significa esto? Que puede causar la muerte de las células que forman el tejido, además de provocar un bloqueo de las vías respiratorias.

Señales que indican una posible intoxicación
  • Hipersalivación.
  • Inflamación e irritación de la piel.
  • Reacción alérgica.
  • Ampollas.
  • Úlceras.
  • Inflamación de la lengua.
  • Malestar general.
  • Nerviosismo.
  • Rascado excesivo.
  • Problemas al respirar.
  • Fatiga.
  • Fiebre.
  • Conjuntivitis aguda, si el contacto se produce en los ojos del perro.

Si observas alguno de estos síntomas, acude al veterinario para que tu perro pueda ser examinado por un profesional que le pueda administrar el tratamiento adecuado.

Tratamiento en perros para la picadura de oruga procesionaria

El diagnóstico precoz es fundamental para que tu perro no tenga secuelas, por eso lo principal es acudir al veterinario cuanto antes. El tratamiento, que dependerá de la reacción del organismo, se basará en el uso de corticoides de acción rápida por vía intravenosa para combatir el efecto urticante del veneno de las orugas.

¿Conocías los peligros de la procesionaria en perros? ¿Has visto alguna vez esta oruga? Espero que no hayas sufrido sus consecuencias y que tengas en cuenta toda información de este artículo, Oruga procesionaria perros. Ten mucho cuidado cuando vayas a zonas de jardines, campos, pinares o parques. Aunque a simple vista parece fácil de ver, realmente parecen raíces de los arboles.

Si te ha gustado este artículo sobre la oruga procesionaria en perros, no dudes en seguir ojeando más artículos de esta sección. ¡Podrás informarte sobre muchos aspectos!

favi logo

0 comentarios

    Comentar