Menú

Playas que admiten perros en Lanzarote

Playas caninas » Playas para perros en Lanzarote

Playas para perros en Lanzarote

Playa de la Guacimeta

Playa de la Guacimeta

Playa de las Coloradas

Playa de las Coloradas

Cada vez son más las personas que eligen la playa como destino para disfrutar de sus vacaciones de verano junto con su perro. Sin embargo, no todas ellas permiten ir acompañada de tu mejor amigo de cuatro patas. De modo que no dudes en ojear las playas para perros en Lanzarote para no tener ningún inconveniente y evitar una posible multa por acceder con él.

Recuerda que aceptar perros o no en la playa está regulado tanto por las ordenanzas municipales de cada ayuntamiento como por la Ley de Costas (Ley 2/2013, de 29 de mayo). Por eso, si tienes pensando llevar a tu mascota contigo, estas son las playas que admiten perros en Lanzarote:

Playas caninas en Lanzarote

Además, antes de acceder a las playas caninas es fundamental leer con atención las restricciones establecidas en los carteles informativos ubicados de forma visible en la mayor parte de ellas, donde se indica la política de admisión de mascotas.

No obstante, recuerda que para lograr que algún día las opciones donde permiten ir con nuestro mejor amigo perruno sean muchas más, es esencial que los dueños de las mascotas respetemos las normas. No te pierdas los siguientes consejos que ayudarán a que alcancemos nuestro objetivo:

Perros en las playas

  • Respeta a las demás personas que están disfrutando de un día de playa. En otras palabras, es importante comprobar que no molestamos a nadie.
  • Lleva a tu perro atado, con collar y correa.
  • Controla a tu perro y recoge sus excrementos con las bolsitas. Para que aumenten el número de costas para perros es esencial que los dueños las mantengamos limpias.
  • Ten en regla la documentación del animal.
  • Lleva siempre su bebedero con agua fresquita y alguna chuche.
  • No olvides llevar una pelota o peluche.
  • La sombrilla será esencial para que tu perro pueda estar en la sombra.
  • Y por último, si tu perro no quiere entrar al agua, no le obligues.