Menú
Mascota y salud

¿Pueden comer uvas los perros?

pueden-comer-uvas-los-perros

Las uvas son peligrosas para nuestros perros, por lo que la respuesta a la pregunta “¿pueden comer los perros uvas?” ya la sabes: no. La Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad a los Animales (ASPCA) reconoce que las uvas pueden ser tóxicas para los perros. Aunque parecen inofensivas, pueden provocar una grave enfermedad o incluso la muerte en algunos perros. Seguro que tras salir de dudas sobre si puede o no te habrá venido a la cabeza la pregunta: ¿qué hago si come alguna por accidente? Sencillo: ¡llevarle al veterinario! Desde este blog de perros te contamos las medidas que debes tomar y cómo actuar, para que el nerviosismo no se apodere de ti. ¡Ojalá que nunca te suceda!

Por qué los perros no pueden comer uvas

Las uvas poseen una toxina, desconocida hasta ahora, altamente perjudicial para los perros. No debe ser consumida por los perros, ni siquiera en pequeñas cantidades. Puede producir serios problemas renales e incluso llevarlos a la muerte. Los gatos son menos susceptibles a las complicaciones por comer uvas.

Qué pasa si un perro come uvas

Cuando los perros comen uvas pueden ocurrir dos cosas: o bien no sucede nada o puede desarrollar síntomas. Todo dependerá de su resistencia, constitución y del número que haya ingerido. Si tu perro come accidentalmente una uva, es posible que no muestre ningún síntoma, pero es mejor estar preparados.

Los síntomas como vómitos, pérdida de apetito, dolor abdominal y deshidratación suelen aparecer siempre dentro de las primeras 24 horas. Para ser más exactos, principalmente a las seis horas de su consumo. Lo normal es que el perro vomite a las dos horas de haberlas comido, pero puede que este malestar se agudice. De modo que si notas que tu perro comió accidentalmente una gran cantidad de uvas, acude rápidamente al veterinario.

Qué hacer si mi perro come uvas

Las uvas son un alimento prohibido para nuestros perros. ¡Son tóxicas! Esto quiere decir que si las comen, se intoxican. Si accidentalmente ingiere una, llama al veterinario para que valore la situación y te diga qué es lo más adecuado. En serio, es muy peligroso, hasta el punto de que puede que tengan que practicarle un lavado de estómago a tu perro. Consulta qué otras frutas no están permitidas en el siguiente artículo.

Cómo dar frutas y verduras a mi perro

Tanto las frutas como las verduras contienen vitaminas, minerales y antioxidantes que le aportan hidratación, nutrición y le ayudan a hacer la digestión. En cualquier caso, los dueños debemos ser muy cuidadosos con el hábito de comer del perro. ¿Por qué? Porque los perros son animales carnívoros, por lo que tanto las frutas como las verduras deben ser un complemento que les ayude a suplir las carencias del pienso. Su organismo no es igual que el nuestro. Su dieta no tiene que estar compuesta por un porcentaje considerable de frutas y vegetales, como sí lo debe estar la nuestra.

La nutrición es esencial para la salud de la mascota, por eso no debes sustituir su ración de pienso diaria por comida casera. La composición y los perfiles de nutrientes de los alimentos destinados a las mascotas les aportan requerimientos nutricionales específicos en las diferentes etapas de la vida.

Resumen del artículo ¿Por qué los perros no pueden comer uvas?

Esta fruta posee una toxina muy perjudicial para nuestros mejores amigos perrunos. No debe ser consumida, ni en pequeñas cantidades.

Puede que no le suceda nada o que desarrolle síntomas. Depende del tamaño del perro, la cantidad ingerida... Los síntomas suelen ser: vómitos, pérdida de apetito, dolor abdominal y deshidratación que suelen aparecer siempre dentro de las primeras 24 horas. 

En estos casos lo mejor es llamar al veterinario y que sea él quien valore la situación.

 

 

Bibliografía: Federación Europea de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (FEDIAD).

favi logo

0 comentarios

    Comentar