Tipos de comederos para perros

tipos de comedero para perros
Boles especiales según sus características.
Total
1
Shares

El comedero y el bebedero son accesorios indispensables antes de la llegada de nuestro perro. Redondos, ovalados, elevados, de acero inoxidable, de cerámica… En el mercado existen una infinidad de modelos, lo que hace que en muchas ocasiones se convierta en una labor complicada encontrar el más adecuado para nuestro can. Por ese motivo, desde este blog de perros queremos compartir contigo tipos de comederos para perros y saber cuál es el modelo que mejor se adapta a tu mejor amigo perruno.

Escoger un comedero para perros

Aunque parezca algo insignificante, el comedero de tu perro debe cumplir con algunas características basadas en: tamaño del perro, hábitos, cantidad de tiempo que permanece solo en casa… Igualmente, existen razas con características especiales, que debido a su morfología necesitan unos comederos concretos. Por ejemplo, si tu perro es de orejas largas, es conveniente utilizar boles de boca estrecha para que no meta las orejas en el comedero.  Los perros de hocico corto necesitan boles poco profundos, de esta forma la comida es más accesible y comen sin ansiedad. Por el contrario, los perros con el hocico largo necesitan boles profundos para dar espacio a su nariz. Sin duda, desde Mi Mejor Amigo y Yo te aconsejamos que consultes con tu veterinario sobre las necesidades de tu mascota. Y ahora, vayamos a repasar los tipos de comederos para perros.

¿Qué tipos de comederos para perros podemos encontrar en el mercado?

Actualmente existe un amplio surtido de comederos para perros, por lo que debemos prestar atención a las necesidades de nuestro mejor amigo perruno. A continuación, te detallamos una selección de los modelos principales, sus características, ventajas e inconvenientes de cada uno de estos.

Comederos de plástico

De diversas formas y tamaños, están elaborados en diferentes polímeros. Aunque son fáciles de limpiar, lo cierto es que no siempre son del todo recomendables. El perro puede ser alérgico a algún componente. Además, en el caso de que el perro coma en el exterior del hogar y el comedero esté expuesto al sol o a la lluvia, en seguida se estropeará. También puede propiciar la aparición de insectos u hongos si quedan restos de comida pegada. Igualmente, muchos perros pueden morder y arañar fácilmente el plato.

Comederos de cerámica

Fáciles de limpiar y aptos para lavavajillas. Lo único, ten cuidado si tu perro es muy bruto, se puede romper fácilmente y convertirse en un peligro para nuestras mascotas. Por eso, es muy recomendable hacer una revisión frecuente del estado del plato. Otra desventaja es que se trata de un material muy poroso que puede acumular bacterias.

Comederos de acero inoxidable

Inoxidables, robustos y fáciles de limpiar. La única desventaja es que se desplazan con facilidad si no cuentan con base antideslizante.

Comedero anti-voracidad, anti-ansiedad o con obstáculos

A diferencia de los demás, tienen como objetivo mitigar la ansiedad del perro por la comida. Este tipo de comedero cuenta, como su nombre lo indica, con obstáculos que hacen que a tu mascota le sea más difícil devorar la comida.

Comederos portátiles o de viaje

Estos modelos de comedero suelen ser de silicona y plegables, no ocupando mucho espacio.

Comederos de altura

También conocidos como comederos elevados, se ubican a una altura adecuada para que el can coma sin tener que agacharse. Se pueden regular su altura y habitualmente incluyen dos cuencos de acero inoxidable. Elimina la torsión de estómago y evitan problemas estomacales.

Comederos automáticos o electrónicos

Aunque este es uno de los más costosos, es el ideal para aquellos perros que tienen que quedarse solos en casa por largos periodos de tiempo, o para los que no pueden contar con el 100% de atención de sus dueños en cualquier momento. Es importante extremar la limpieza del comedero automático para perros para evitar la proliferación de hongos y bacterias. Funciona con un reloj gracias al cual se puede programar la hora en la cual ‘cae’ la comida.

Consejos para elegir el tipo de comedero más adecuado para tu perro

  1. Tamaño del comedero. No es lo mismo tener un chihuahua que un pastor alemán.
  2. Modelo de fácil limpieza. Procura que el comedero pueda meterse en el lavavajillas.  
  3. Pie antideslizante. Si tu perro es un trasto, asegúrate de que el modelo tiene una goma en la base para evitar que el animal vuelque el recipiente cada dos por tres. 

¿Con qué frecuencia hay que limpiar el comedero y el bebedero? 

La mayoría de nosotros no utilizaríamos el mismo plato durante una semana sin lavarlo y lo mismo hay que hacer con el cuenco del can. Es importante que limpies los recipientes al menos una vez al día. Por ejemplo, a la noche, cuando tu perro ya ha cenado.

7 tipos de comederos para perros

firma articulos blog de perros mi mejor amigo y yo
Total
1
Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...