Menú
Viajar con perro

Viajar en coche

coche viajar con perro

¿Cómo hay que viajar con perro en coche? Si las autoridades me paran, ¿pueden ponerme una multa? Es muy posible que estas cuestiones os hayan rondado por la cabeza alguna vez desde que tenéis a vuestras mascotas. Yo incluso he llegado a ponerme nerviosa al pasar algún control por temor a que me dijeran que Sun no iba correctamente en el coche, y me pusieran alguna multa. Pero os prometo que a vosotros no os ocurrirá: en este artículo resolveré las dudas sobre cómo viajar con perro en coche y podréis conocer la normativa al respecto.

Antes de abordar este tema, permitidme que os cuente algo que considero de vital importancia sobre nuestras mascotas y la repercusión que tienen en nuestras vidas y viajes.

Un perro no es un juguete

Si estás leyendo esta entrada, doy por hecho que tu amigo perruno no es ningún juego para ti; pero nunca está de más hacer un inciso para dedicar un par de párrafos al siguiente asunto.

Cuando somos pequeños y fantaseamos con tener un perro, no imaginamos ni el uno por ciento de la responsabilidad que uno tiene que asumir cuando decide aumentar su familia y dedicar un espacio a un animal de compañía. En mi caso, cada vez que doy una vuelta con Sun, recuerdo cómo me gustaba pasear por mi casa a un dálmata de peluche cuando era pequeña. Al hacerte mayor, te das cuenta de lo que realmente significa tener que salir con tu perro a las ocho de la mañana todos los días. Aunque para ser sincera, debo reconocer que tengo la suerte de que el paseo matutino se lo da mi madre las más de las veces.

Una mascota es mucho más que un peluche o un antojo. Una mascota depende de ti para todo: comer, pasear, ir al veterinario si se pone enferma… Su estado de ánimo cambia como nos ocurre a las personas, y de vez en cuando le apetece disfrutar de ratitos jugando contigo. Una mascota implica compromiso y responsabilidad. ¡No es un simple juego! Ella es parte de tu familia y también tiene derecho a disfrutar de sus vacaciones con su dueño. Aclarado este punto, repasemos la normativa para viajar con perro en coche.

Normativa para viajar con perro en coche

Todavía somos muchos los dueños de mascotas que no sabemos la forma correcta de transportarlos en el coche. Redactando este artículo, Viajar con perro en coche, me he dado cuenta de que he estado llevando a Sun mal cada vez que lo metía en el coche. No hablo precisamente de la normativa para viajar en coche con perros, sino del accesorio correcto para su seguridad en el vehículo.

Como defensora de viajar con perro en coche, he de decir que este transporte me parece el más cómodo para viajar con mascota. Nunca he viajado con mi perro en avión y mi experiencia en tren no ha sido la mejor. Puedes leer el post Renfe Mascotas, ahí entenderás el porqué. En cualquier caso, resumo brevemente: los tiempos de salida, los de parada… todo está en nuestras manos. En cambio, cuando vamos en transporte público tenemos que amoldarnos a determinados horarios. Imagino que muchos de vosotros estaréis de acuerdo con la siguiente afirmación: «El coche es uno de los mejores transportes para viajar con perro.» Entonces repasemos el reglamento General de Circulación para saber cómo viajar con perro en coche.

Reglamento General de Circulación

Empecemos por señalar que Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación apenas dedica más de un párrafo para hablar sobre nuestros amigos perrunos. En el artículo 18.1 señala lo siguiente:

«El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos.»

En estas 89 palabras apreciamos que nuestra mascota debe ir correctamente situada para que no nos impida la conducción. Además, menciona que en caso de no cumplirlo, nos exponemos a una multa de tráfico que puede llegar a los 100 euros. Pero ¿cómo evitar que nuestro amigo perruno se lastime y evitar esa multa?

Cómo viajar con un perro en coche

forma de viajar con perro en el coche
Cómo viajar con el perro en el coche.

Un estudio realizado por el Real Automóvil Club de España (RACE) reveló datos muy interesantes sobre la importancia de que tu mascota vaya correctamente sujeta al viajar en coche. En este ensayo denominado race-crash-test, simularon una colisión frontal a 50km/h utilizando el maniquí de un perro de 22 kilos de peso. Los resultados revelaron que en caso de accidente de tráfico, el peso del perro se multiplicaría por 35. Es decir, la fuerza del impacto llegaría a 770kg. Además, en ese mismo estudio analizaron la eficacia de distintos tipos de sujeción.

Animal suelto. Independientemente de si el animal está tumbado, sobre la bandeja trasera o detrás del conductor, saldrá despedido del vehículo; por tanto ¡no es una opción!

Arnés para viajar con perro en el coche

Arnés de un solo enganche

En caso de colisión, la hebilla del arnés, enganchado al cinturón de seguridad del vehículo, se romperá y nuestro amigo perruno sufrirá un impacto. No garantizará la seguridad en caso de un frenazo brusco, ya que el mosquetón podría romperse si el peso del animal es alto y el frenazo es repentino.

Arnés con dos enganches

Es un arnés que evita que el perro se desplace hacia delante, pero para que no choque contra los asientos deberá tener sistema de unión corto, el cual es muy adecuado porque la sujeción es mayor (enganches a ambos lados del cuerpo del animal), mejora la distribución del peso de la mascota y la retención en el asiento.

Transportín para viajar con perro en el coche

Sistema efectivo para proteger a tu mascota, ya que va metida en un habitáculo de plástico. Su colocación puede ser diversa:

Transportín sujeto con el cinturón de seguridad

Se podría romper por la tensión.

Transportín colocado en el suelo del coche

Encajará bien en el suelo si es pequeño. En caso de impacto, la energía será absorbida, apenas se deformará y solo sufrirá lesiones leves. 

Transportín en el maletero

Adecuado para un animal grande. Tendrá que estar en posición transversal en la dirección de la marcha.

Rejilla divisoria

Es una red que va desde el suelo del maletero hasta el techo del vehículo. Esta estructura separa la cabina del maletero, imposibilitando que el perro acceda a los asientos de los pasajeros. Permite a la mascota moverse e ir más holgada, aunque podría sufrir lesiones al colisionar. La rejilla divisoria no es similar a la malla de separación; esta última no cumple la normativa, ya que no aísla al perro.

Entonces, ¿cuál es la forma más segura de transportar a tu mascota?

Llegados a este punto, después del repaso de todos los sistemas de sujeción para saber cómo viajar con perros en auto, diría que la forma más segura para llevar a Sun, un perrito pequeño, es el arnés de dos enganches. Que no vaya en el asiento del copiloto, pero sí lo haga en el asiento central. Además, como podéis observar en las imágenes, suelo colocar una manta para que no manche los asientos. Los más avispados habréis advertido que tampoco tiene el arnés de doble enganche: me temo que cuando compré la sujeción no tenía ni idea y no pude encontrar información al respecto en Internet. Además, no había reparado en este detalle hasta la redacción de este artículo Viajar con perro en coche. A mi favor tengo que decir que, siempre que es posible, alguien suele acompañarlo en la parte trasera.

El transportín, aunque es una medida de seguridad con bastante protección, agobia mucho a Sun. No le gusta meterse en un pequeño receptáculo y la temperatura puede provocarle golpes de calor.

Cómo deben ir los perros en coche

Gracias al trabajo de investigación que ha requerido este post, me he dado cuenta de que ni yo misma conocía la normativa ni la manera correcta de viajar con perro. Es cierto que Sun siempre va con arnés (no collar) y el enganche al cinturón no le aprieta ni le hace daño. Aunque realizando este artículo he aprendido que, para evitar futuros daños en caso de colisión, sería conveniente un arnés con doble enganche, el cual no debe ser largo. Tiene que ir sujeto lo más corto posible. En cierta ocasión, tuve que frenar bruscamente y por ser demasiado largo se cayó a los pies de los asientos posteriores.

No olvidéis que llevar a nuestro perro de copiloto está prohibido por el artículo 18.1 que hemos señalado al comienzo.

Cómo llevar a un perro grande en coche

La opción más segura para evitar distracciones sería la rejilla divisoria. Es cierto que nuestro mejor amigo iría en el maletero de forma más cómoda, pero si te vas de vacaciones, lo tendrás lleno y no podrá viajar ahí. Además, ante una colisión o un golpe de calor no estará debidamente protegido. Mi recomendación: si alguien puede ir junto a la mascota, mucho mejor.

Viaje largo en coche con perro

Ahora que sabemos cómo deben ir nuestros perros en el coche, es fundamental que tengamos en cuenta las recomendaciones para viajar con perro en coche:

  • No dar de comer al perro antes de salir de viaje. Muchos se pueden marear y vomitar. Por suerte, Sun no suele comer nada antes de viajar por la emoción, así que nunca vomita ni se marea. Si tu perro es glotón, es mejor que dejes pasar unas horas antes de salir de viaje. En caso de dudas, si tienes miedo, puedes consultar al veterinario para prevenir mareos.
  • No dejar solo a nuestra mascota en el interior con altas temperaturas, ni en la sombra. ¡Podría sufrir un golpe de calor! Normalmente cuando yo hago alguna parada durante un largo viaje, como suelo ir con alguien más, nos turnamos para ir al baño o coger alguna bebida para tomar fuera con él. A día de hoy, solo las áreas de servicio Abades permiten la entrada de mascotas. Incluso puedes comer con tu perro dentro. Recuerdo que había autoservicio y ahí no dejaban entrar con él, pero nos turnamos para seleccionar la comida y llevarla a la mesa; también había cafetería y podías acceder perfectamente acompañado de tu perro.
  • Al abrir para hacer la parada ten cuidado. Al abrir el portón o la puerta puede que nuestra mascota salga corriendo.
  • Llevar agua para tu mascota. Existen unas botellas-bebedero muy cómodas, aunque con un simple platito plegable y una botella de agua servirá.
  • Paseo antes de salir. Es aconsejable darle una paseo antes de realizar el viaje para que vaya más cansado y relajado.
Más recomendaciones
  • Realizar paradas. Lo mismo que los humanos las necesitamos para estirar las piernas y hacer nuestras necesidad, así ocurre con nuestras mascotas. ¡Adapta el viaje en coche a las exigencias de tu perro!
  • Equipaje del perro. Es fundamental tener una bolsita con todas las necesidades de tu mascota para el viaje. Organiza todo un par de días antes y evitarás olvidos de última hora. Recuerda llevar sus juguetes preferidos.
  • Documentación del perro. Todos los perros deben disponer de una cartilla o pasaporte donde aparezcan las vacunas y desparasitaciones.
  • Acostumbra a tu perro a ir en coche. No puedes irte de viaje con él si no sabes si tolerará bien el trayecto o estará inquieto. Asociar el coche a cosas positivas puede ser una buena opción. Debes hacer que le encante subirse. Premiar a tu mascota para que asocie a una experiencia positiva es una buena opción. Si ves que no quiere subir, no le fuerces a entrar.
  • Si te decantas por el método del transportín, como los gatos, acostúmbrale desde casa. Introduce a tu mascota, si puedes, antes de salir de tu hogar.
  • Cierra la ventanilla que esté cercana a tu mascota. ¡No habrá peligro de que saque la cabeza por la ventanilla!
  • Coloca una funda protectora en los asientos traseros para evitar suciedad o que tengas todo el coche lleno de pelo. Coloca una manta o funda.

Los accesorios de sujeción son universales, pero ten en cuenta que la normativa puede cambiar si vas fuera de España. Del mismo modo, las vacunas exigidas no serán las mismas. Cuando me fui a Andorra me di cuenta de que era necesario tener en regla en el pasaporte, además de las vacunas, la desparasitación tanto interna como externa. Te aconsejo que si vas a viajar fuera ojees tanto las normas de conducción del país de destino como las concernientes a las mascotas.

Cómo llevar al perro en el coche

Como has podido observar, al viajar en carretera la seguridad de nuestro amigo perruno es tan importante como la nuestra. ¡Debe ir seguro! Al igual que es obligatorio para nosotros abrocharse el cinturón de seguridad, ellos también necesitan un sistema de sujeción.

¿Te ha sido útil esta entrada de cómo viajar con perro en coche y los consejos al respecto? ¡Compártela!

No dudes en dejarnos algún comentario o contactar con nosotros para cualquier consulta sobre cómo viajar en coche con perro, sugerencia o simplemente para enseñarnos cómo viaja tu perro en coche. ¡Estaremos encantados de leerte en este blog, Mi Mejor Amigo y Yo.

¡A disfrutar del viaje!

0 comentarios

    Comentar