Menú
Mascota y salud

Vitamina K para perros

vitamina k para perros

El uso más conocido de la vitamina K para perros es como parte del protocolo en caso de envenenamiento con raticidas, pero también para canes con problemas a nivel hepático para evitar sangrados y hematomas. Una hemorragia interna puede provocar la muerte repentina del perro. En estos casos la administración de vitamina K es fundamental como parte del tratamiento para intentar salvar la vida del perro. Tendrá que ser administrado por un veterinario y, por supuesto, en caso de envenenamiento es vital acudir inmediatamente a tu clínica veterinaria.

Vitamina K

La vitamina K se encuentra dentro del grupo de las liposolubles, junto a la vitamina A para perros. En este caso la vitamina K es esencial para la coagulación correcta de la sangre. Es imprescindible para sintetizar factores de coagulación que tiene que producir el hígado. Es decir, si no hay cantidad suficiente de esta vitamina en el organismo, es posible que se produzcan hemorragias espontáneas e incontroladas. Dicho en otras palabras, sin la vitamina K, al no formarse los componentes necesarios, el tiempo de coagulación se verá aumentado.

Usos de la vitamina K para perros

La vitamina K para perros se administra en varios casos específicos. Como hemos comentado al inicio de este artículo, el uso más común de esta vitamina liposoluble para perros es el tratamiento de envenenamiento por raticidas. Además, resulta de gran ayuda si existe una condición previa que impida su absorción de forma natural. Estamos hablando de procesos de enfermedades hepáticas y en patologías asociadas con huesos débiles y en casos de osteoporosis.

¿Cómo dar vitamina K a un perro?

Como hemos comentado, se administra en situaciones de riesgo de vida del animal, siendo un tratamiento que suele inyectar el veterinario por vía subcutánea, intramuscular o intravenosa. Asimismo, existen un montón de alimentos ricos en vitamina K que podemos añadir a la dieta de nuestro perro.

Alimentos con vitamina K para perros

  • Brocoli.
  • Coles de Bruselas.
  • Espinacas.
  • Zanahoria.
  • Pescado.
  • Hígado.
  • Huevos.

Recuerda que los perros deben obtener la mayoría de los nutrientes esenciales a través de la alimentación. Puedes consultar más artículos sobre nutrición canina en la sección Mascota y Salud.

Resumen del artículo Vitamina K perros

 

El uso más común de la vitamina K para perros es en tratamiento de envenenamiento por raticidas. Aunque también para canes con problemas a nivel hepático para evitar sangrados y hematomas.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin. (2002). Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.
favi logo

0 comentarios

    Comentar