Menú
Cómo educar a mi perro

Agresividad en perros

Agresividad en perros

La agresividad en perros se considera cualquier comportamiento destinado a intimidar a un supuesto adversario, sea animal o persona. La agresividad en perros es un término que hace referencia a una amplia variedad de comportamientos. Es decir, no solo es el ataque directo, también el hecho de mostrar dientes o actitud amenazante es agresividad. Por lo general, muchos de los comportamientos empiezan con advertencias, no suelen ser ataques de primera. Conoce a lo largo de este artículo qué tipos existen y cómo poner remedio.

Agresividad en perros

Para saber cómo actuar hay que profundizar en las causas de la agresividad en perros. Hay un amplio abanico de factores que pueden desencadenar esta conducta. También es importante que en cuanto tu mejor amigo perruno muestre agresividad continuada no esperes y acudas directamente a tu veterinario para que te recomiende un especialista en comportamiento o un adiestrador. ¿Por qué será necesario? Porque ese profesional más que nadie sabrá reconocer qué señales de ira, miedo… Sabrá qué técnica de corrección es la más apropiada para cada perro.

Comportamiento agresivo en perros

Los perros, al igual que sus antepasados los lobos, poseen en un lenguaje corporal rico que les permite comunicarse a través de su boca. La taxonomía del perro como la del lobo son prácticamente idénticas, puedes conocer más sobre esto en el post A qué grupo pertenecen los perros. Siguiendo con el artículo esto significa que cualquier perro podrá mostrar un comportamiento agresivo en algún momento de su vida, sea por enfermedad, alteración…

Causas de la agresividad en perros

Existen muchos motivos diferentes y saber con determinación la causa que provoca un comportamiento agresivo es esencial para entender a nuestro perro y buscar una solución adecuada.

Tipos de agresividad en perros

El primer paso es conocer el origen. Aquí te dejamos una lista de causas de agresividad en perros:

  • Agresividad por dominancia. Al convivir con un grupo de personas, el propio instinto los lleva a establecer una jerarquía. Lo normal es que acepte que las personas, su familia está en un rango superior, pero hay perros con personalidad dominante. Estos cuando sienten que han sido desafiados con acciones como abrazarle sin previo aviso o quitarle su lugar en el sofá. De acuerdo con Landsberg, G. (1991), la agresividad por dominancia es el tipo más frecuente de agresividad (de un 40 a un 80%). Busca ayuda de un adiestrador o especialista que te enseñe.
  • Agresión territorial. Suele darse cuando creen que un desconocido u otro animal invade lo que considera suyo, aflorando dicha agresividad. Son conductas agresivas destinadas siempre hacia personas, animales y objetos con las que el canino no cohabita regularmente. Se da la agresión cuando ingresa en lo que para él considera su espacio. Autores como Voith, VL. (1985) apuntan que “la agresividad territorial en general no suele empezar a manifestarse hasta que el perro llega a la madurez sexual (…)
  • Agresión provocada por dolor. Por muy apacible que sea tu perro, puede que en alguna ocasión intente morderte o gruñir si padece dolor. Si él percibe que el contacto le va a producir dolor, morderá o gruñirá. En estos casos lo que se suele hacer es acudir al veterinario para descartar algún proceso patológico. No obstante, si dudas sobre el tipo de patología y no estás seguro que el motivo sea, igualmente te recomendamos desde Mi Mejor Amigo y Yo que acudas a un veterinario quien tiene conocimientos avanzados sobre el comportamiento y las necesidades del perro. Ojo que no solo hablamos de problemas físicos, también puede darse el caso de problemas de salud mental. Al igual que sucede con los humanos es posible que nuestro perro tenga algún trastorno mental que le provoque la agresividad.
  • Agresividad motivada por miedo. Sí, hay perros excesivamente miedosos que sienten amenazados por movimientos bruscos o porque levantas la mano para lanzar una pelota. También, la exposición previa a situaciones traumáticas puede contribuir a esa inseguridad. Este tipo de canes deben ser tratados con muchísima suavidad. El adiestramiento suele ayudarles, pero siempre debe ser con refuerzo positivo. ¡Hay que ser muy cautelosos ante un perro asustado! De hecho se puede practicar el adiestramiento con clicker.
  • Agresión defensiva. Cuando el perro muestra dientes, gruñe o ataca a personas por proteger algo que considera suyo. Para tener un buen control sobre ellos es importante adiestrarlos en obediencia.
  • Agresión por competencia. Dirigido a los niños con los que el perro convive o recién llegados a la familia.
  • Agresividad por celos. Tanto los perros machos cómo las hembras se ponen más agresivos cuando hay un rival en épocas de celo. Suele darse más en perros machos que buscan competir por la atención de las hembras en celo.
  • Agresión por protección. Algunos perros pueden mostrar un comportamiento agresivo al pensar que uno de sus miembros de la familia está en peligro. Y es que, todos sabemos que los perros son muy protectores con sus dueños, de forma que si ven que alguien intenta dañar o lastimar a su dueño, se volverán agresivos e intentarán defenderlo.
  • Agresividad materna. Únicamente se presenta en hembras lactantes o en falsa preñez (pseudopreñez). Lo que sucede es que atacan a cualquiera que se acercan a sus cachorros. En el segundo caso, lo hacen al acercarse a muñecos u objetos personales que el animal ha adoptado como si fueran cachorros.
  • Agresión redirigida. La intención es atacar a un tercero al que no puede alcanzar, produciendo que la agresión se traslade hacia el individuo más cercano.
  • Agresión posesiva. Muchos perros tienen tendencia a proteger sus pertenencias de los demás.
  • Agresión por frustración. Suele darse en perros que se les ata cuando están alterados, entusiasmados o temerosos. Por ejemplo, si se controla al perro agarrándolo del collar, puede darse vuelta y morder la mano que sostiene el collar. Los dueños, por ejemplo, suelen sufrir mordeduras al tratar de intervenir en una pelea entre dos perros de la familia.
  • Agresividad por falta de sociabilización. Sí, para que un perro aprenda a comportarse en sociedad es imprescindible que desde cachorro se junte con otros perros, animales y personas. Debe tener contacto social con otros animales para que su desarrollo mental sea positivo. Cuando el cachorro se encuentra entre las 3 y 12 semanas de edad debe ser socializado adecuadamente. Este proceso implica conocer a perros, personas y objetos de todo tipo, en la variedad y la positividad está el éxito de un perro adulto sano mentalmente.

Juegos prohibidos

Sí, hay ciertos juegos que sin saberlo nosotros estamos fomentando ciertas actitudes agresividad en nuestros compañeros caninos. Por ejemplo, los típicos juegos del tira y afloja o hacer rabiar a nuestro cuando jugamos con él. Este tipo de juegos, lejos de ser saludables y recomendables, son un peligro a medio y largo plazo, ya que fomentamos la agresividad directamente. Debemos evitarlos por completamente.

¿Hay razas de perros más agresivas que otras?

No, ni los perros nacen siendo agresivos ni hay razas de perros más agresivas que otras. Aunque por naturaleza hay razas con instinto protector, es raro que un animal muerda sin motivo. De hecho, los expertos en comportamiento canino señalan que la raíz del comportamiento agresivo en los canes no se encuentra tanto en los genes sino en defectos en la socialización, miedos y fobias, etc.

¿Por qué pueden volverse los perros agresivos?

Un perro no se hace agresivo de la noche a la mañana. La agresividad es fruto de sentimientos negativos continuados o repetidos, especialmente provenientes de una mala gestión emocional o porque sin quererlo hemos ido reforzar conductas agresivas a lo largo del tiempo.

¿Cómo afrontar problemas de agresividad en un perro?

Si tu perro es agresivo por una enfermedad, este comportamiento desparecerá una vez que se elimine o controle el dolor o la patología. En este tipo de casos habrá que acudir directamente a un veterinario para que examine a tu compañero canino, diagnostique qué le ocurre y tratarlo. Lo más recomendable es acudir cuanto antes para que esa conducta agresiva cese y no llegue a formar partes de su comportamiento habitual. Por el contrario, si la causa de la conducta de la agresividad de tu perro es otra de las mencionadas, es conveniente que consultes con un etólogo veterinario para que pueda ayudarte. Recalcar que la agresión hacia las personas, otros perros u animales son relativamente independientes de los patrones de comportamiento. Es decir, porque lo sea con otros canes, no significa que vaya a serlo hacia personas o viceversa.

Trabajar las causad de la agresividad en perros

Una vez identificado cuál es detonante del comportamiento agresivo, es necesario trabajar junto con un educador canino para intentar corregir esa actitud progresivamente. Nunca tomes a la ligera una conducta así, a la larga puede representar un peligro para ti y tu entorno.

¿Ponerle bozal a mi perro?

No te sientas mal por hacerlo, es una medida de seguridad temporal, no es definitiva.

Qué no hacer cuando tienes un perro agresivo

  • Castigarle, el problema solo empeorará.
  • Alentar ese tipo de comportamientos. No estimules que ataque, ladre, etc.

El comportamiento de tu perro está en tus manos

El primer paso para revertir la situación y atajar el problema es aceptar que nuestro compañero canino tiene un problema. Si tu compañero canino amenaza o llega a morder a una persona o a un animal, hay que actuar cuanto antes. Los expertos como los educadores caninos o los etólogos pueden ayudarte. No te preocupes, no hay nada malo en pedir ayuda.

Referencias
  • BLACKSHAW,).S. An overviewof types of aggressive behaviour in dogsand methods of rreatrnenr. Appl. Anim. Behav. Sci., 30: 351-361.1991
  • LANDSBERG, G. The distribution of canine behavior cases at three behavior referral practices. Vet. Med., 86: 1.011-1.018. 1991
  • BORCHELT, P.L. y VOITH, VL. Aggressive behavior in dogs and cats. Comp. Cont. Educ. Pract. Vét., 7: 949-957. 1985.
  • OVERALL KL. Medical differentials with potential behavioral manifestations. Vet. Clin. Small Anim. 2003. 33, 213-229
Resumen del artículo Agresividad en perros causas

  • Por enfermedad.
  • Por dominancia, cuando se está estableciendo una jerarquía.
  • Por competitividad.
  • Por miedo.
  • Por territorialidad.
  • Por proteger sus recursos, cuando alguien intenta “quitarles algo” suyo, ejemplo comida.
  • Por su educación, si ha sido adiestrado para ser agresivo.
  • Por instinto depredador, cuando otros animales y personas están en movimiento (ciclistas, corredores).
  • Por falta de control, si no es capaz de reprimirse y no controla su forma de morder mientras juega.
  • Maternal, si la madre siente que sus crías están en peligro (también puede ocurrir tras un embarazo psicológico).

 

0 comentarios

    Comentar