Menú
Mascota y salud

Vitamina C para perros

vitamina c perros

Este micronutriente esencial juega un papel importante en numerosas funciones del organismo de los seres vivos, lo que hace que nos interesa saber la importancia de la vitamina C en perros. Bien, pues en lo referente a nuestros mejores amigos perrunos, existe una gran particularidad. Nuestros perros y gatos son capaces de generar el ácido ascórbico, más conocido como vitamina C, a partir de la glucosa. Es decir, a diferencia de los humanos que necesitamos obtener la vitamina C a través de la dieta, ellos son capaces de sintetizarla de manera endógena en cantidades suficientes. Lo producen en el hígado a partir de la glucosa. Muchas veces la cantidad que consiguen producir llega para cubrir sus necesidades, aunque puede haber excepciones que tendrán que completar la dosis con una dieta de calidad.

¿El perro o el gato necesitan vitamina C?

No, porque como hemos comentado ellos mismo la producen a partir de la glucosa (azúcar). En general, la cantidad que producen puede bastar para cubrir sus necesidades, sin embargo, dependerá de múltiples factores.

¿Qué es la vitamina C?

Las vitaminas son micronutrientes que resultan esenciales para el organismo del perro. Estas se dividen en dos grupos: las vitaminas liposolubles, que se disolverán en grasas, y de vitaminas hidrosolubles, las que se disuelven en agua, como es el caso de la vitamina C que nos ocupa. La mayoría de estas no puede fabricarlas por sí mismo a partir de otros nutrientes, lo que hace indispensable que los ingiera en su alimentación. Aunque como hemos mencionado, en el caso de la vitamina C, se encuentra en dos formas: como ácido ascórbico o como ácido dehidroascórbico. El ascórbico sí consiguen generarlo los perros a partir de la glucosa.

¿Es seguro dar vitamina C?

Podría suceder. La vitamina C es hidrosoluble. ¿Esto qué significa? Que cuando se alcanza determinada cantidad en el organismo, simplemente se evacúa, por lo que se puede considerar de baja toxicidad. Este es el motivo por el que no puede almacenarse en el organismo durante mucho tiempo. El problema es que en dosis elevadas podría causar diarreas en perros. Especial precaución en perros con cálculos urinarios o que tengan predisposición a su formación.

Alimentos aptos para perros ricos en vitamina C

La dieta casera para alimentar a nuestro perro es una buena opción, siempre que sigamos las recomendaciones de un veterinario experto en nutrición canina. No obstante, si buscas añadir esta vitamina en la dieta de tu perro, te indicamos qué alimentos aptos para ellos son ricos en vitamina C.

¿Para qué sirve la vitamina C para perros?

En la mayoría de ocasiones lo asociamos a un efecto antioxidante, pero también:

  • Previene la aparición de piedras en el riñón.
  • Favorece la salud del tracto urinario.
  • Incentiva la producción de colágeno, que también es fundamental para el mantenimiento de la piel y los ligamentos.

Dosis de vitamina C para perros

La dosis de vitamina C adecuada para nuestro perro puede aportarse mediante la alimentación o recurriendo a los suplementos. En este último caso siempre habrá que consultar con un veterinario para que nos indique en qué dosis habría que darle a nuestro mejor amigo perruno la vitamina C. Mencionar que la vitamina C no es un ingrediente de declaración obligatoria en los piensos. Esto quiere decir que igual no lo encontramos en el listado de componentes.

A diferencia de los seres humanos, nuestros gatos y perros son capaces de generar el ácido ascórbico, más conocido como vitamina C, a partir de la glucosa. Muchas veces la cantidad que consiguen producir llega para cubrir sus necesidades, aunque puede haber excepciones que tendrán que completar la dosis con una dieta de calidad.

Sí, porque la vitamina C es hidrosoluble. Dicho con otras palabras, cuando se alcanza determinada cantidad en el organismo, simplemente se evacúa, por lo que se puede considerar de baja toxicidad. Ahora bien, si sabiendo que ellos mismos la producen, le ofrecemos en dosis elevadas podría causar diarreas. Además habrá que tener especial precaución en perros con cálculos urinarios o que tengan predisposición a su formación.

  • Vísceras, entre las que podemos destacar el hígado.
  • En cuanto a frutas, el limón, naranja o fresas; mientras que en las verduras, lo encontramos en el brócoli, entre otras.
favi logo

0 comentarios

    Comentar